Desde que el hombre sintió la necesidad de tener diversidad en casa, en su trabajo y en su mesa se creó el llamado trueque que viene de muchos años atrás, esto permitió que las personas lograran disfrutar de intercambios entre ellos para lograr conseguir lo que necesitaban o querían obtener. Los que no tenían que intercambiar debían pedir préstamos para conseguir lo que querían, allí nació una forma de llevar contabilidad en cada una de sus actividades, se dieron cuenta que debían tener una organización para saber que poseían, sus gastos y sus deudas, iniciaron rústicamente a llevar sus controles grabando en piedras sus cuentas y fue así como se logró crear un comercio que fluyera entre las comunidades y hasta naciones.
Hoy en día tenemos mucho conocimiento a nuestro alcance, tenemos diversas aplicaciones, programas y hasta personas que nos ayudan a llevar a cabo este control, pero se ha evidenciado que muchos de los negocios en Colombia no son conscientes de llevar este registro o contabilidad, no tienen conocimiento de los gastos que se generan cada mes, no tienen sus cuentas claras para saber si realmente el negocio está siendo prospero o estamos generando pérdidas o si podemos incluir estrategias para seguir creciendo.
No importa si iniciamos nuestro negocio en el garaje de la casa, es muy importante así sea en un cuaderno llevar nuestro control de gastos, nuestros ingresos y nuestras deudas, si tenemos estas cifras claras podremos hacer una plan de negocios y poder proyectar el crecimiento del negocio de forma organizada, se podrán tomar decisiones acertadas como reducir gastos que son innecesarios y cambiarlos por inversiones a nuestro negocio que nos ayudaran a mejorar la atención a nuestros clientes, a adquirir herramientas de calidad para poder satisfacer las necesidades de cada cliente y lo que es importante mejorar la calidad de vida de cada una de las familias que viven del negocio.

Liliana Castañeda
Contadora Publica

WhatsApp chat