¿Acaso nos acostumbramos a convivir todos los días con una nube gigantesca de polución sobre nuestras cabezas? -Para mí es insoportable ir caminando por la calle y respirar la estela de contaminación que van dejando a su paso los vehículos diésel.

Son alarmantes los niveles de contaminación del aire en ciudades del país como Medellín y Bogotá, aunque son muchos los factores que lo causan, se destacan las emisiones generadas por los vehículos que usan diésel como combustible por encima de los vehículos a gasolina.
Las concentraciones de CO2 (dióxido de carbono) en la atmósfera son un proceso natural del clima en nuestro planeta, pero hasta el año 1900 estas partículas nunca habían excedido las 300ppm (partes por millón). El dato más reciente es que al año 2013 ya existía una concentración de CO2 en la atmósfera de 400ppm y con tendencia al aumento. Este incremento sin lugar a dudas es consecuencia de la actividad humana después de la revolución industrial.

Los datos estadísticos* a nivel mundial indican que el mayor productor de dióxido de carbono es China con 25.9%, USA 14.75% y la Unión Europea es 9.33% mientras que Colombia produce apenas un 0.35% un porcentaje muy bajo comparado con los otros países, aunque los efectos del cambio climático a nivel mundial son evidentes, aquí en Colombia lo percibimos en las temporadas de lluvia y sequía, que cada vez se tornan más extensas y fuertes, lo más preocupante es el incremento de las enfermedades respiratorias en la población infantil y en adultos mayores, los sobre costos a futuro que tendrá el sistema de salud colombiano serán altísimos, por no tener políticas efectivas para el control de emisiones en los vehículos, sean diésel o gasolina.
Aunque no todo está perdido, esta situación podría estar a punto de cambiar después de las próximas elecciones presidenciales, ya que se ha visto como todos los candidatos han adoptado un discurso Pro-ambiente

Es hora de exigir a nuestros dirigentes afrontar el tema como un problema de salud pública, no es posible que, ante las evidencias, En Bogotá se pretenda abrir una licitación para renovar la flota de buses del sistema de transporte masivo (Transmilenio) con buses diésel EURO V y EURO VI, con la excusa que la tecnología de los buses eléctricos es muy “reciente” y tiene muchas fallas, mientras tanto Medellín ya está poniendo en marcha los primeros buses eléctricos en su sistema de transporte masivo (Metroplus).

Con esto en la palestra política, el futuro cercano es muy esperanzador, por un lado se verán medidas drásticas para enfrentar el problema, por ejemplo, se incrementarán los controles policiales, las multas, las denuncias de la ciudadanía; por otro lado, la necesidad de las empresas y propietarios de poner a punto sus vehículos, dando como resultado un aumento en la demanda de servicios de mantenimiento y lugares especializados en inyección diésel, así que, señores propietarios de talleres de mecánica automotriz es el momento idóneo para capacitarse en inyección diésel, sistemas common rail y adquirir los equipos necesarios para cubrir la necesidad en mantenimientos vehiculares que se avecinan, ya sea por negocio o por bien del medio ambiente, en otras palabras del aire que respiramos los colombianos.

*(Fuente Our Revolution, Bernie Sanders)

German Collazos
Gerente Mercadeo LGTM

WhatsApp chat